Actuarios: Científicos del dato
4.2 ( 13 votos )

Mediante modelos matemáticos y estadísticos se pueden evaluar y valorar los riesgos para así hacer una correcta gestión de ellos. Esta base define el objetivo principal de los actuarios: resolver problemas financieros en función de eventos que ya han ocurrido, considerando el riesgo actual y creando modelos que puedan prever el futuro.

Ejemplarizado en nuestra sociedad, un actuario puede desarrollar proyectos como establecer las tarifas de seguros de autos en función de cómo se conduce. La profesión de los actuarios ha sufrido una importante evolución durante los últimos 30 años, viéndose favorecida por la introducción de nuevas técnicas y modernos programas de control de riesgo.

Actuarial lleva años ocupando los primeros puestos de los rankings de mejores profesiones a nivel mundial, basándose en criterios como los ingresos o las perspectivas de empleo, entre otros. Por ello, no es de extrañar que en ámbitos diferentes al de las empresas donde trabajan, también se aborde esta temática. Así, por ejemplo, universidades de prestigio están empezando a apostar por la formación especializada en esta rama.

Máster de Actuariales de la Universidad de Valencia

Eduardo Sánchez Delgado, subdirector general del Área Actuarial de MAPFRE, participó durante la inauguración del Máster de Actuariales de la Universidad de Valencia, durante la que destacó la profesión del actuario, su situación actual y las perspectivas de futuro. Aprovechó además para explicar a los alumnos el punto de vista práctico del trabajo que hace un actuario en las empresas, incluida la función actuarial de Solvencia II, así como el que podrá desarrollar en el futuro y darles algunos consejos prácticos para su mejor incorporación al mundo laboral.

“Las nuevas tecnologías y el acceso a fuentes de información masivas convierten al actuario en un profesional imprescindible en las entidades aseguradoras, abriendo nuevas posibilidades de actuación, más allá de la tarificación, el cálculo de provisiones técnicas o la medición de la solvencia. El conocimiento de técnicas estadísticas avanzadas de predicción y de cómo se pueden trasladar a la toma de decisiones empresariales permiten al actuario aportar soluciones cuantitativas en otros ámbitos de la empresa”, dijo Sánchez.

Noticia relacionada: Actuarios: En la línea de defensa

Noticia relacionada: MAPFRE selecciona a los 10 mejores actuarios jóvenes de España

Conoce a los actuarios de MAPFRE en el siguiente vídeo: