Análisis: El BCE se pone al día, por Alberto Matellán
5 ( 3 votos )

Alberto Matellán sobre el BCEEn su reunión el pasado jueves 7, el BCE ha bajado del 1.7% al 1.1% su previsión para el crecimiento del PIB europeo este año. Esto se une a la rebaja de la OCDE. También ha recortado con mucha fuerza la inflación, del 1.6% al 1.2%. Iban por detrás de los analistas, pero les han adelantado. Como hemos señalado a menudo, una previsión es sólo una opinión sobre la situación actual. Pero la del BCE pesa mucho.

Liquidez bancaria

Esta evaluación ha arrastrado a la baja las bolsas, especialmente al sector bancario. Y eso a pesar de que ha anunciado la llamada TLTR III, es decir una provisión de dinero ilimitada para los bancos al objeto (en teoría) de que los mismos incrementen su provisión de crédito al sector privado.

Esto no se sostiene. Por mucha liquidez de la que dispongan, si la actividad se está frenando significa que el número de clientes solventes se reduce; es decir hay menos clientes potenciales rentables. El problema del crédito a menudo se centra en esto, no en la ausencia de fondos. Antes de 2007, el sistema financiero ya demostró que sabe buscar la forma de multiplicar el dinero disponible para créditos.

Lo que sí permite es solucionar cualquier dificultad de liquidez de las entidades para los meses posteriores a la subasta. Así, implícitamente, blinda los balances bancarios frente al frenazo económico. Esto no está mal: obedece a su mandato de estabilidad financiera. Pero NO sirve para el crédito, ni por tanto, para el beneficio de los bancos.

Reacción de mercado excesiva

La reacción del mercado probablemente sea excesiva. Su origen está en que un cambio tan brusco en las previsiones es muy poco habitual. Pero venimos hablando desde hace muchos meses (desde verano) del empeoramiento de las condiciones económicas europeas. Y eso es lo que recogen estas previsiones, que se actualizan cada trimestre. Ya estaba, en su mayoría, en precio, si bien el BCE ha pasado de un extremo al opuesto.

Un segundo efecto que ha impactado en el mercado es el hecho de que el BCE sigue con su idea de subir tipos en el futuro. Aunque ha garantizado que no lo hará antes de fin de año, ha admitido una discusión sobre cómo comunicar acerca de lo que harán en marzo de 2020. En mi opinion, no tiene sentido hacer caso a esto; queda muy lejos y las cosas para entonces pueden ser muy distintas (como hemos visto en los últimos meses).BCE

La justificación para la rebaja son los propios datos, así como los riesgos para el comercio mundial y el Brexit. Draghi ha dicho que el frenazo es tanto interno como externo. Algo con lo que estamos de acuerdo. Sin embargo, ¿cuánto le queda por empeorar? Repasando nuestro informe mensual: si el empeoramiento significa que los bancos centrales vuelven a dotar de liquidez, la recuperación debería comenzar este mismo año. De hecho, muchos datos apuntan que la economía europea está cerca de tocar fondo. Por tanto, las oportunidades para entrar en activos de riesgo deberían surgir muy pronto, e incluso ya están ahí si fuéramos inversores arriesgados.

Con el Bund en 0.07 o el 10 años español al 1.04, el margen para la renta fija europea es limitado. Todo esto también ha hecho descender al euro. A partir de aquí, y para lo que resta de año, lo más razonable es esperar que la situación en EEUU empeore más que en Europa y por tanto, que su Fed adopte un mensaje bajista, mientras que el BCE ya está ahí. Por tanto, eso supondría un menor valor del dólar en el futuro.

Para las bolsas europeas, el golpe en beneficios apenas ha comenzado a llegar. Un empeoramiento de datos macro tan brusco supone al menos otro trimestre más de beneficios a la baja. Pero eso implica también más oportunidades potenciales.

Conclusión

El BCE iba por detrás de los analistas, pero les ha adelantado y su opinión impacta con fuerza. Quedan algunos meses de malos datos en Europa, sobre todo en beneficios, pero ya parece todo muy cerca del fondo. En EEUU ocurre al revés; debería frenarse más que Europa.

A partir de aquí el margen de ganancias para la renta fija es limitado. Para las bolsas, pueden surgir oportunidades interesantes en los próximos meses. En cualquier caso, la liquidez posiblemente siga aumentando, lo que es bueno para los mercados en general, pero multiplica el efecto de los sesgos de sobrerreacción y efecto rebaño. Y es que a largo plazo, eso supone volver a resucitar a base de droga.