• Castilla-La Mancha gasta en productos aseguradores 488 euros menos que la media nacional
  • MAPFRE Economics augura un año complicado para el sector por los efectos de la pandemia
  • MAPFRE Vida es la entidad más solvente entre las grandes aseguradoras españolas, con un ratio del 473%

Cada castellanomanchego gastó en seguros el año pasado 864,6 euros, una cifra que representa 488 euros menos que la media nacional, que se situó en 1.352,6 euros por habitante. Es la cuarta comunidad en la que menos dinero se dedicó a la compra de seguros en el año 2019, solo por delante de Extremadura, Murcia y Canarias, según se desprende del informe “El mercado español de seguros en 2019” de MAPFRE Economics, publicado por Fundación MAPFRE.

Los españoles gastaron 1.352,6 euros en 2019, 17,4 euros menos que en 2018. El mayor gasto en los seguros de No Vida (772,3 euros por persona frente a los 753,4 euros de 2018) no fue suficiente para compensar el menor desembolso en los seguros de Vida (580,3 euros frente a los 616,6 euros del ejercicio precedente), según se incluye en el informe.

Madrid (con 1.820 euros por persona), Cataluña (1.393 euros), Navarra (1.388,7 euros) y Aragón (1.369 euros) son las cuatro comunidades autónomas que están por encima de la media en gasto en productos aseguradores. En el extremo opuesto, se sitúan Ceuta y Melilla (con 685,5 euros por persona), Canarias (748,8 euros) y Murcia (792,8 euros), que son en las que el gasto en seguros por habitante es menor.

Tras el crecimiento en primas registrado en 2018, el sector asegurador español tuvo un ligero retroceso del -0,4% el año pasado. Al contrario de lo que sucedió en 2018, el crecimiento de los ramos No Vida (del 3,4%) no compensó la caída de Vida (-5,1%). Por tanto, el desempeño del mercado asegurador español en 2019, según apuntan en el servicio de Estudios de MAPFRE, sigue ralentizándose y separándose de la tendencia expansiva iniciada en 2014 y que alcanzó su máximo reciente en 2016.

Dentro del segmento de No Vida, destaca la evolución de los seguros de Salud, que ha aumentado progresivamente su cuota de mercado, hasta el 24,4% actual. Alcanzaron los 8.923 millones de euros en primas, un 4,8% más. En 2019, se mantuvo la tendencia de los últimos años hacia la colectivización de los seguros de Salud, ya que los seguros colectivos han crecido un 6,4%, en tanto que los individuales han aumentado un 3,5%. Cabe destacar, según se incluye en el informe, que las empresas eligen cada vez más la fórmula de plan de retribución flexible para ofertar seguros de Salud a sus empleados. Mediante este sistema, el empleado puede destinar una parte de su salario a un seguro de Salud para él y para su familia en condiciones ventajosas, y su coste se le descuenta de su salario bruto, con el consiguiente ahorro fiscal. No obstante, Automóviles sigue siendo el ramo que acumula el mayor volumen de primas, con una cuota en 2019 en No Vida del 30,9% o 11.307 millones. A su vez, los seguros multirriesgos, con un volumen de primas de 7.521 millones, registraron un aumento del 4%.

En Vida, se ha acelerado la caída de primas (-5,1% contra -1,4% en 2018), hasta los 27.523 millones, principalmente por la caída del negocio de los seguros de Vida ahorro. Por su parte, el ahorro gestionado mantiene un crecimiento positivo y una tendencia ascendente, con un incremento de las provisiones técnicas de un 3,4%, hasta los 194.786 millones de euros.   

Las inversiones de las entidades aseguradoras aumentaron un 6,4% en el ejercicio 2019, hasta los 319.750 millones de euros, de las que el 55,6% corresponden a activos de deuda pública y el 19,8% a renta fija corporativa.

Avance de 2020 y los efectos de la Covid

La crisis sanitaria y las medidas de confinamiento anticipan, según MAPFRE Economics, un importante retroceso en el crecimiento del negocio asegurador español y a nivel global en 2020. Por ejemplo, en el segmento de No Vida, y en concreto en el ramo de automóvil, se ha producido, a corto plazo, una reducción de la siniestralidad y, a medio plazo, una baja de la frecuencia en siniestros de responsabilidad civil, como consecuencia de un entorno económico de crisis e incremento del desempleo.

Por otra parte, el proceso de confinamiento y distanciamiento social producirá una desaceleración del incremento de primas por el descenso de las ventas motivado, por un lado, por el cierre físico de los puntos de venta de los agentes y, por otro, por el descenso de la venta de vehículos. Se espera, según el servicio de Estudios, un cambio en la composición de la venta hacia productos más básicos con menos coberturas.

En los cinco primeros meses del año, el seguro de automóviles ha registrado un descenso en primas del 3,04%, el peor comportamiento de todos los ramos de No Vida, el cual ha experimentado un incremento del 0,52% en el mismo periodo. En este sentido, las cifras provisionales de crecimiento de enero a mayo del seguro de Salud arrojan un crecimiento del 5,4%, lo cual, según MAPFRE Economics, es muy positivo ya que incluye las primas de los meses más estrictos del confinamiento. Dicho esto, la crisis plantea para el resto del año numerosas incertidumbres en este ramo. Algo parecido ha ocurrido con los seguros multirriesgos, que presentan un crecimiento del 3,1%, pero también el servicio de Estudios augura un año difícil.

En Vida, según explican los expertos, resulta complejo hacer cualquier tipo de previsión. No obstante, el comportamiento de los seguros de riesgo estará en buena medida asociado a la marcha y el buen ritmo del consumo y al de los créditos. De momento, la evolución de los cinco primeros meses del año muestra una desaceleración de los seguros de Vida riesgo aunque todavía con un crecimiento del 0,8%. Por su parte, las primas de los seguros de Vida ahorro profundizan en su caída hasta el 35,5% frente al mismo periodo de un año antes.

En general, como consecuencia de los efectos de la Covid, se observan reducciones en los correspondientes ratios de solvencia, si bien de forma moderada y, por tanto, el sector sigue mostrando una posición holgada.

MAPFRE Vida, la entidad más solvente

En el informe, MAPFRE Economics incluye además un apartado con el análisis de requerimientos de capital, fondos propios y ratios de solvencia. En 2019, el ratio de solvencia total agregado para la muestra seleccionada de entidades aseguradoras que operan en el mercado español ascendió al 243%, 5 puntos porcentuales (pp) por encima del valor registrado en 2018 (238%). Por lo que respecta a fondos propios, cabe destacar, según los expertos, que prácticamente la totalidad de los fondos admisibles eran de máxima calidad (99% tier 1).

El ratio de solvencia agregado de la muestra de entidades que operan básicamente en el ramo de Vida ascendió en 2019 al 245%, lo que supone una mejora de 24 pp respecto al año anterior. MAPFRE Vida sigue manteniendo el ratio de solvencia más alto de este segmento de mercado, situándose en el 473% (92,9 pp por encima de 2018).

Además, no sólo MAPFRE Vida destaca por su nivel de solvencia, el Grupo MAPFRE domina el ránking de internacionalización de los grupos aseguradores con capital mayoritariamente español, con un volumen de primas de 23.044 millones de euros. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones lo ha identificado a su vez como el único grupo asegurador español internacionalmente activo.

Puede consultar el informe completo aquí.