Coches eléctricos, ¿cuáles son los últimos avances y por qué Europa está por detrás de Asia?
5 ( 1 voto )

La venta de coches eléctricos aumenta progresivamente en España, lo que es una buena muestra de que el mensaje acerca de que el futuro es eléctrico está calando entre los consumidores.
Uno de los principales factores de tal crecimiento se halla en la evolución tecnológica de este tipo de vehículos, así como en una mayor presencia de puntos de carga. Veamos algunos ejemplos.

Luz solar para recargar

Una de estas mejoras ha surgido en Reino Unido. Una empresa llamada Gridserve quiere unir las bondades de la energía solar a las del coche eléctrico. Para ello, ha diseñado estaciones de carga que emplearán paneles solares. Su nombre será Electric Forecourts y la idea es que cuenten con 24 puestos de recarga para todo tipo de vehículos eléctricos, cuyas baterías estarán totalmente recargadas en menos de media hora.

Una batería de largo recorrido

Un poco más al este, en Alemania, el laboratorio Innolith AG está trabajando en una batería que será capaz de ofrecer hasta 965 kilómetros de autonomía, algo impensable en estos momentos. Las estimaciones para hacerla realidad se sitúan entre los tres y los cinco años, periodo tras el cual un coche podrá recorrer casi cualquier trayecto en la Península Ibérica sin tener que recargar.
No obstante, Europa tiene mucho camino por recorrer en lo que a la producción de baterías se refiere. Tanto es así que la propia Comisión Europea asegura que en el Viejo Continente deberán abrirse entre ocho y diez factorías de gran tamaño para hacer frente a la enorme producción que llega desde Asia en general y China en particular.

eléctrico

coche eléctrico

Cada vez más kilómetros

En este sentido, cabe señalar que la autonomía media de los vehículos eléctricos ha ido aumentando en los últimos años. Tanto es así que si en 2013 la media se situaba en 137 Km., en la actualidad esta ha ascendido a los 322 (algunos modelos superan incluso los 450 Km.).
Y aunque aún pueda tratarse de una distancia algo escasa para algunos conductores, hay que señalar que en España se pueden encontrar unas 3.800 estaciones de servicio donde es posible recargar coches eléctricos, una cifra inaudita unos años atrás.

Hacia la transición ecológica

No cabe duda de que todos estos avances están encaminados a hacer del coche eléctrico el principal medio de transporte, con el objetivo final de eliminar el uso de combustibles fósiles, en una transición ecológica que disminuya la emisión de gases con efecto invernadero.
Ya en 2020 se espera que haya 2 millones de vehículos que se mueven con baterías eléctricas en Europa, mientras que para el año 2030 la estimación se eleva a 30 millones.

coche eléctrico

coche eléctrico

Producción contaminante

Sin embargo, siguen apareciendo voces discordantes respecto a la elección de los vehículos eléctricos como la más adecuada. Una de ellas llega desde la Universidad de Colonia (Alemania), donde un científico de nombre Christoph Buchal, ha llevado a cabo un estudio que determina que los automóviles eléctricos provocan más contaminación que los que emplean gasóleo (entre un 11% y un 28%). La razón se encuentra en las baterías, dado que están fabricadas con litio, manganeso y cobalto, lo que implica un proceso de producción que requiere mucha energía.

Estas cifras se asemejan a las que ya publicara la Agencia Europea del Medio Ambiente, la cual avisó de que la producción de un coche eléctrico era más contaminante que la de uno de combustión.
Estos estudios parecen dejar claro, por lo tanto, que los avances que han de llegar no solo deben hacerlo con el objetivo de mejorar la capacidad y autonomía de los vehículos, sino que también tendrán que estar enfocados en optimizar su producción.