Daniel Sancho, Responsable de Inversiones de MAPFRE Gestión Patrimonial, analiza, en la colaboración habitual de MAPFRE Inversión en el programa A Media Sesión, de Radio Intereconomía, los factores que están provocando movimientos en los mercados. Tras dos semanas de fuertes recortes en las bolsas por la alarma provocada por el Coronavirus en China, los inversores han arrancado la semana con compras y un mayor optimismo. Y es que, como recuerda Sancho, parece que el coronavirus está más controlado y las autoridades están encontrando una solución. Es por eso que considera normal ese rebote que se está produciendo en los mercados y en los sectores más golpeados de los últimos días, como el del turismo, lujo o materias primas.

Sancho apunta que “nos estamos dando cuenta de que el mercado muchas veces ‘sobrerreacciona’”, y es por ello que “estos episodios debemos verlos como una oportunidad en Bolsa, no como un riesgo”. Sin embargo, el experto ha aprovechado para recordar la importancia de recomendar una gestión activa a los clientes y es que, inevitablemente, “los inversores de renta variable van a tener que acostumbrarse a vivir momentos de una mayor volatilidad, ya sea por el coronavirus, decisiones puntuales de los bancos centrales u otros factores”.

De entre los diferentes índices europeos, el selectivo español Ibex 35 ha arrancado la semana especial fuerza, con la aerolínea IAG a la cabeza. Sancho incide en esa especie de ‘esquizofrenia’ que, a veces, viven los inversores: “La semana pasada, el mercado español recibió un fuerte varapalo, pero cuando si se analiza el impacto real del coronavirus sobre las empresas españolas quizá no lo sea tanto”.  Es por eso que, y así lo recomiendan desde MAPFRE Gestión Patrimonial a sus clientes, hay que diseñar muy bien la cartera en función del perfil de riesgo del inversor. “El coronavirus nos vuelve a mandar el mensaje de que nunca tenemos que perder la perspectiva de que el mercado de renta variable es volátil, con lo que debemos tener claro de que si somos inversores de renta variable tenemos que pensar en el largo plazo”, concluye.