¿Están sufriendo los inversores un mal de altura?

Lo cierto es que algunos índices europeos habían marcado máximo tras máximo, pero esta semana, y en concreto este martes, hubo una caída importante (de un 2,89% en el caso del Ibex). Sin embargo, Alberto Matellán, economista jefe de MAPFRE Inversión la considera “temporal y no cambia la tendencia del mercado”. Cierto es que ese martes ‘gris’, que no se puede considerar ‘negro’, se publicó la encuesta de Bloomberg con previsiones económicas de los analistas, que es una de las más seguidas. Y estas indican una ligera rebaja de las previsiones para el crecimiento en Europa, hasta el 4,1%, una décima por debajo. Aunque no es mucho, como indica Matellán, contrasta con el comportamiento de la economía de EEUU y también con los datos que se iban publicando en Europa.

«Me preocupa que haya una implementación adecuada, que se gestionen bien esos fondos»

Ante esta situación, Matellán recomienda a los inversores particulares que “no se pongan nerviosos por caídas de un solo día, en la que suele ser sólo ruido”. “Hay muy pocas veces en la historia que un movimiento (en los mercados) de un solo día cambie la tendencia”, remarca. Y, si realmente el inversor está preocupado por los titulares que lee estos días, “que le pregunte a su asesor profesional qué está haciendo con su dinero”.

Aunque ya recogido en precio, Alemania ha dado luz verde al fondo de recuperación europeo. Matellán lo ve positivo porque se trata de “uno de los planes económicos que mejor ha diseñado hasta ahora la Unión Europea”. Dicho eso, el experto indica que hay que leerse bien la letra pequeña y, sobre todo, “me preocupa que haya una implementación adecuada, que se gestionen bien esos fondos, dado que las expectativas respecto a su impacto son muy altas”.

En este entorno se observa una mayor tranquilidad en los mercados de deuda y, ni siquiera la reunión del BCE de esta semana, puede provocar vaivenes. “Hay que hacer una distinción entre mercados americanos y europeos. La curva americana había subido muy rápida en línea con las expectativas de crecimiento, con lo que ahora es normal una pausa y en Europa apenas se mueve ni se espera que se mueven en tiempo”.

«Lo normal es que la mayoría de las compañías que ya están cotizando mantenga un flujo de datos trimestral»

En el plano empresarial, las empresas que cotizan en mercados regulados españoles dejarán de estar obligadas a comunicar sus resultados trimestrales a la CNMV a partir del 3 de mayo, fecha en la que entra en vigor la ley que fomenta la implicación a largo plazo de los accionistas. En opinión de Matellán, el cambio tiene poca relevancia, “porque entre publicar de forma trimestral o semestral hay poca diferencia en las tendencias a largo plazo que es lo que debería importar al inversor. Y la experiencia nos dice que los movimientos de precios producidos exclusivamente por una publicación de resultados, que no refleja la tendencia, duran muy poco”. “Así, lo normal es que la mayoría de las compañías que ya están cotizando mantenga un flujo de datos trimestral en favor de la transparencia con el accionista, y dado que ya tienen todos sus procesos establecidos para ello. Pero insisto, la diferencia a efectos prácticos de cara al inversor es muy reducida”, concluye.