2018 puede ser un punto de inflexión para la economía global, y 2019 podría marcar el inicio de una desaceleración del crecimiento y la inflación

4.7 04