Conducción autónoma: lo que nunca imaginaste para su aplicación más moderna