Apoyar que los proyectos sociales se materialicen y no sean simplemente una idea es el objetivo de la Casilla Empresa Solidaria con el que las compañías pueden destinar el 0,7% de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades a proyectos sociales. MAPFRE lo hace desde 2019, año en el que se habilitó esta opción. En ese ejercicio, la contribución de la compañía se elevó a más de 617.000 euros que permitieron financiar proyectos sociales.

En el impuesto del ejercicio 2020 MAPFRE también ha marcado esta casilla solidaria, y el importe correspondiente al pasado año se conocerá una vez que finalice el proceso de revisión de las declaraciones del Impuesto de Sociedades.

Marcar esta casilla no tiene ningún coste adicional para las empresas y es similar a la opción que tienen las personas físicas a la hora de realizar la declaración de la renta, cuando seleccionan contribuir con el 0,7% de la cuota del IRPF al mantenimiento de la iglesia y/o a actividades de interés social.

Este compromiso para desarrollar proyectos sociales que ayuden a los más desfavorecidos en esta crisis se une a las diferentes medidas puestas en marcha por MAPFRE, como descuentos en los seguros a autónomos y Pymes o anticipos de facturación a los proveedores, para aliviar las dificultades derivadas de la situación de pandemia que estamos viviendo. MAPFRE ha movilizado en su conjunto más de 200 millones para ayudar a clientes, proveedores y la sociedad en general en la lucha contra la Covid-19.