Con raíces en la agroindustria desde que fuera creada en España en 1933, MAPFRE celebra un hito en su historia de más de 30 años de operaciones en Brasil. La compañía acaba de rebasar por vez primera los 1.000 millones de reales en primas emitidas en seguros rurales (unos 182 millones de euros), incluyendo todos los ramos, desde el agrícola hasta el patrimonial rural, consolidándose aún más en el liderazgo del mercado.

 

La directora de Empresas y Seguros Generales de MAPFRE Seguros en Brasil, Patrícia Siequeroli, explica que se ha alcanzado este registro, principalmente porque los eventos y cambios climáticos de los últimos años han provocado sequías o largos períodos de lluvia en diferentes regiones del país, lo cual ha afectado a muchas propiedades rurales durante las cosechas. Y, ante el impactante escenario, los productores rurales han entendido definitivamente el papel fundamental del seguro rural en su vida cotidiana. “Tuvimos dos cosechas consecutivas con pérdidas históricas y aquellos productores que carecían de seguro sufrieron un impacto económico importante, obligando a algunos a cesar su actividad”.

 

Los fenómenos meteorológicos seguirán impactando la agroindustria y, ante el pronóstico de cosechas catastróficas, se hace aún más evidente la importancia del seguro rural para la gestión de riesgos de los agricultores”, prosigue. “El productor que aún se mantiene activo ha visto que ya no hay opción; es fundamental tener al menos un tipo de seguro rural para la sostenibilidad de su negocio de ahora en adelante”, comenta.

 

También cree que la capacidad de MAPFRE para brindar las soluciones más adecuadas a los productores rurales ha contribuido a una mejor comprensión de los seguros para la agroindustria y, en consecuencia, a lograr el hito histórico. “Estamos muy contentos y satisfechos de haber alcanzado una cifra nunca alcanzada por MAPFRE en Brasil.  Damos cobertura tanto a más de 70 tipos de cultivos, como al patrimonio del agricultor. Contamos, además, con procesos de suscripción precisos y aproximadamente 400 especialistas en todo el país capaces de ofrecer el soporte más adecuado a las necesidades inmediatas de los clientes.  “Nuestra estimación es seguir creciendo en 2023, tanto que estamos ampliando nuestra capacidad técnica, con nuevas vacantes disponibles para profesionales del sector”, anuncia.

 

Artículo relacionado:

El seguro contribuye a una agricultura más resiliente