En el año 2020 MAPFRE realizó más de 1.750.000 asistencias a vehículos, de las cuales el 30% fueron durante los meses de verano

Para adaptarse a las nuevas medidas incluidas en el R.D. 159/2021 de Auxilio en Carretera, que entra en vigor el próximo 1 de julio, y garantizar la seguridad de operarios y clientes durante las labores de asistencia, MAPFRE ha rotulado ya las más de 2.420 grúas que forman parte de la red de la compañía, incorporando los dispositivos luminosos de preseñalización de peligro V2. Estos dispositivos retroreflectantes, consistentes en franjas alternas rojas y blancas en la superficie frontal, lateral y trasera de las grúas, serán obligatorios para todos los vehículos a partir de 2021.

Con esta iniciativa, MAPFRE se adelanta a la entrada en vigor del mencionado Real Decreto, aprobado el pasado 16 de marzo para regular las condiciones en las que se realizan las asistencias en las vías e incrementar su seguridad. Todos los vehículos de la aseguradora (furgones y turismos, vehículos especiales de asistencia para motos, vehículos talleres para parking y vehículos para recarga de coches eléctricos) han sido modificados, y la compañía también ha añadido los dispositivos de preseñalización de peligro en sus 66 grúas híbridas.

De esta forma, la aseguradora refuerza su seguridad en las asistencias de cara a verano, la época del año en la que más aumentan los desplazamientos en carretera, debido al buen tiempo y al periodo vacacional. En el año 2020 MAPFRE realizó en España más de 1.750.000 asistencias en carretera, un 38% más que el año anterior, a pesar de las restricciones de movilidad. De estas, más de 520.000 tuvieron lugar en los meses de verano.

Según un estudio realizado por MAPFRE sobre su cartera de más de 6 millones de vehículos asegurados, el 44% de las asistencias por accidente se concentra entre junio y septiembre, y en este mismo periodo el 36% de los incidentes tiene relación con averías en el vehículo, principalmente averías relacionadas con la batería del coche.

Asimismo, el 32% de las asistencias son causadas por percances en el motor o fallos en la instalación eléctrica del vehículo (9%). Otras causas por las que los clientes solicitan la asistencia en carretera son fallos en los sistemas de transmisión y de alimentación, que suponen el 3,8% y el 2,8%, respectivamente, del total de los siniestros. Y, en menor medida, pinchazos, pérdida de llaves o intento de robo en el vehículo.

Por eso, desde la compañía se insiste en la necesidad de la prevención: una adecuada revisión y preparación del vehículo, especialmente antes de realizar un desplazamiento largo, podría reducir de forma considerable el número de incidentes en carretera.

Noticias relacionadas:

MAPFRE ofrece a clientes la posibilidad de pedir grúa a través de Twitter