MAPFRE invierte 35 millones en un bono verde de BBVA que utiliza blockchain y financia ODS
4.8 ( 4 votos )

MAPFRE ha invertido 35 millones de euros en el primer bono verde estructurado que utiliza tecnología blockchain para la negociación de sus términos y condiciones, emitido por el Grupo BBVA. Se trata de una colocación privada, a un plazo de 6 años, y cuya rentabilidad está ligada a la evolución del tipo swap del euro a 5 años.

Los bonos estructurados son activos negociables con un vencimiento determinado y una rentabilidad ligada al comportamiento de un tipo de interés, acción, índice o tipo de cambio diseñado según las necesidades de rentabilidad, plazos y riesgos del inversor, en este caso,  MAPFRE.

Una de las particularidades de esta operación, que la convierte en pionera es su doble carácter sostenible y tecnológico. Por un lado, los fondos son destinados a financiar proyectos verdes bajo el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de BBVA. De este modo, el bono ha sido calificado como verde conforme a la ‘Second Party Opinion’ emitida por DNV GL, entidad de certificación líder a nivel mundial. Por el otro, la negociación de los términos de la emisión del bono se ha realizado a través de la plataforma de ‘blockchain’ desarrollada internamente en BBVA.

José Luis Jiménez, Chief Investment Officer de MAPFRE, ha explicado que esta colocación “contribuye a diversificar la cartera de inversiones de MAPFRE, y lo hace mediante un producto innovador y sostenible, dos atributos que están plenamente identificados con la política de inversiones de la empresa”.

Juan Garat, Head of Global Sales de BBVA, ha añadido que “con esta operación BBVA reafirma su sólido compromiso con la financiación sostenible así como su apuesta para las nuevas tecnologías. Además, la aplicación de la tecnología DLT en esta transacción nos ha permitido simplificar los procesos y agilizar los tiempos de negociación de cara a buscar la excelencia en el servicio al cliente”.