MAPFRE invierte más de 18 millones de euros en formación para sus empleados en 2016, un 22% más
4 ( 1 voto )

MAPFRE apuesta por la formación para impulsar el desarrollo del talento y las capacidades de sus empleados, y prepararles para las nuevas exigencias profesionales que están apareciendo en los entornos digitales. Por esta razón, en 2016 destinó más de 18 millones de euros a esta partida, una cifra que representa un incremento del 22% respecto al ejercicio anterior.

La compañía invirtió una media de más de 500 euros al año para formación de cada uno de los 37.000 trabajadores que tiene en 45 países de los cinco continentes. En total, en 2016 se destinaron prácticamente 1,5 millones de horas a formación, lo que supone una media de 40 horas por empleado, es decir, más de una semana de su tiempo de trabajo dedicado a mejorar y profundizar en sus conocimientos técnicos y en el desarrollo de sus habilidades.

Universidad Corporativa

Para llevar a cabo todos estos programas de formación, MAPFRE cuenta con un canal estratégico: su Universidad Corporativa, que tiene ya tres campus presenciales (España, México y Brasil) y un único campus virtual con carácter global, eCampus MAPFRE, que ofrece formación a todos los empleados y colaboradores, independientemente del país en el que estén.

Es precisamente, la formación on line la que cada vez está adquiriendo más protagonismo y hoy ya supone un 30% del total, un porcentaje que se incrementa año tras año. A ello contribuye todo el proceso de transformación digital en el que está inmersa la compañía, las facilidades que este tipo de aprendizaje ofrece y la apuesta de MAPFRE por incorporar nuevos métodos, como el aprendizaje digital, las comunidades y social learning. En esta línea, MAPFRE ha puesto en marcha un programa para capacitar a más de 300 profesionales de Negocio Digital de más de 20 países en conocimientos de   marketing digital y experiencia digital del cliente, disciplinas que cada vez  tienen más importancia en el desarrollo del negocio asegurador.

Apostar por la formación es apostar por tener los mejores profesionales, personas eficientes con una cultura homogénea y unos valores que definen a los empleados que trabajan en MAPFRE.