Con 2.400 millones de toneladas de nieve caídas, es uno de los tres eventos atmosféricos de mayor impacto en los últimos 25 años en España

Transcurrido algo más de un mes desde el paso de la borrasca Filomena, MAPFRE hace balance del impacto de la misma. La aseguradora ha contabilizado un total de 40.000 incidencias de clientes en toda España, que han generado más de 55.000 intervenciones en domicilios, locales comerciales, comunidades de propietarios, instalaciones industriales y vías públicas.

El 63% de estas incidencias corresponden a Madrid, que es la comunidad más afectada por la borrasca, con cerca de 25.000 siniestros comunicados. Según los registros existentes, Madrid no sufría una tormenta con tanta acumulación de nieve desde el año 1904. Le sigue Castilla-La Mancha, donde sólo la provincia de Toledo acumuló alrededor de 4.700 siniestros y Guadalajara otros 1.300. Guadalajara fue la provincia con las temperaturas mínimas registradas durante la borrasca -36,6ºC (AEMET).

En cuanto a modalidad de siniestros, el 75% del total corresponde a incidentes en hogares y comunidades de propietarios, y los restantes, a comercios, empresas y servicios de asistencia en carretera. Los siniestros más habituales son los relacionados con daños en inmuebles, causados por el peso de la nieve en canalones o tejados y filtraciones de agua. En empresas, los más frecuentes han sido colapsos de cubiertas y daños en instalaciones industriales y deportivas.

Para resolver todos estos incidentes en inmuebles, MAPFRE ha reforzado sus equipos de intervención, movilizando a más de 6.000 profesionales a nivel nacional, con un volumen de servicios a la fecha que supera las 48.000 reparaciones. También está interviniendo un equipo de más de 650 peritos, que hasta el momento han realizado un total de 7.200 peritaciones, de las cuales 5.000 han sido videoperitaciones, lo que ha permitido agilizar de forma considerable la valoración y gestión de los siniestros.

Con estas cifras, Filomena, que cubrió de nieve una superficie de 24 millones de hectáreas, equivalente a casi el 50% del territorio español, se ha convertido en uno de los tres eventos atmosféricos con mayor impacto en los últimos 25 años en España, junto con la tempestad ciclónica Klaus (2009) y la tormenta Gloria (2020).

“En eventos de esta naturaleza es cuando se ve realmente el valor del seguro”, afirma Javier del Río, director general Técnico de MAPFRE ESPAÑA. “Nos hemos volcado con nuestros clientes para darles una respuesta ágil y rápida, movilizando toda nuestra red de proveedores, la más amplia del seguro español, para que nuestros asegurados pudieran recuperar la normalidad lo antes posible”.

 

Noticias relacionadas: