Principales tendencias de la Inteligencia Artificial en 2019
4.3 ( 8 votos )

Fue una de las protagonistas del Mobile World Congress por la cantidad de puertas tecnológicas que abrirá en un futuro muy próximo. La Inteligencia Artificial continúa su constante evolución y este año 2019 se prevé un importante avance en campos muy diversos.

Las empresas, interesadas

La primera de las tendencias que está acaparando la atención del mercado es el interés de las empresas por incorporar Inteligencia Artificial a sus procesos. Cada vez hay más proyectos basados en esta tecnología para mejorar el funcionamiento del negocio en su totalidad o de un departamento en particular. Obviamente, esto supone una buena noticia para las compañías fabricantes y desarrolladoras, ya que las inversiones crecerán. A su vez, este interés moverá el mercado y provocará un mayor esfuerzo en la investigación, lo que redundará en una evolución más veloz.

Máquinas que aprenden

Otra de las tendencias, quizás la más importante de todas -tecnológicamente hablando-, es la mayor capacidad que las máquinas tendrán de aprendizaje (Machine Learning, ML). La Inteligencia Artificial conseguirá que sistemas que no estaban diseñados para ello, sean capaces de aprender por sí mismos.

Esto ahorrará mucho tiempo y dinero a las empresas. Evitarán grandes inversiones relacionadas con la optimización de los sistemas de cara a prepararlos para abordar operaciones más complejas. Con aplicaciones de Inteligencia Artificial que hagan posible los procesos de Machine Learning, los equipos llevarán a cabo esa tarea, arrojando además datos muy interesantes.

Mejora en el Robotic Process Automation (RPA)

La Inteligencia Artificial es clave para el desarrollo de mejores herramientas RPA (Software de automatización de procesos robóticos), es decir, aquellos que completan tareas que antes hacía un ser humano mediante un conjunto de tecnologías. La IA aporta a dichas herramientas la capacidad de aprender, mejorando así sus prestaciones iniciales.

Internet de las Cosas

Con la llegada de múltiples dispositivos de domótica al hogar, las aplicaciones del Internet de las Cosas se han multiplicado. IoT ya no solo se circunscribe al ámbito empresarial, sino que ahora cualquier aparato que haya en casa puede comunicarse con otros que estén conectados a la red.

Pues bien, los avances en inteligencia Artificial no solo conseguirán que esta comunicación sea más efectiva, sino que dichos dispositivos sean capaces de aprender para adelantarse a las necesidades del usuario.

Datos y más datos

De todas estas tendencias se desprende la idea de que tendremos más información útil acerca de cómo funciona todo, es decir, las empresas conocerán mucho mejor sus procesos internos y externos, de tal modo que podrán aprovecharlo para mejorar el negocio.

Además, existe una tendencia asociada a esta necesidad de conocimiento: la llegada de la IA a los entornos cloud. Esto implica que las empresas más pequeñas que se ven obligadas por su tamaño a utilizar servicios en la nube, también se podrán beneficiar de las bondades de la IA.